MERCA AQUÍ OS TEUS LIBROS

MERCA AQUÍ OS TEUS LIBROS
ENVÍO DE BALDE

miércoles, 9 de enero de 2019

Raíña

​1

Xa estou na Idade media
soño cando estou soñando
cun castelo onde viven
o meu corpo i os cartos.

Son Raíña do castelo
sen Rei preto namorado,
unha muller soa e ceibe
da que fuxen os cabalos.

Os cabaleiros só ollan
dende lonxe abraiados
porque unha muller soa
pode vivir ben calada.

Non saben ca poesía
sae quente e alumenado
as pedras do meu castelo
sempre ergido con traballo.



2

Decíasme a Raíña,
chamabame a Raíña.
A túa Taíña fun.
A Raínña del tamén.

Para ti era a nena
que xogaba con bonecas
soñando, sempre soñando,
alturas antes de telas.

Para él era a moza
anónima nos seus versos,
a que enchía os días
con poemas cor vermella.

------------------------


viernes, 4 de enero de 2019

Como ser mujer de Caitlin Moran

Como ser mujer de Caitlin Moran es un libro que nos hace reflexionar a las mujeres y a los hombres que lo quieran leer. Yo casi lo recomendaría más para un hombre que para una mujer. Así se daría cuenta la población masculina de los sufrimientos que todavía padecemos las mujeres. Por ejemplo, como nos cuenta la autora, tener que depilarnos las ingles. Una mujer no depilada no está nada bien vista en esta sociedad donde a las mujeres nos imponen ser unas top model tipo Barbie. 

Aún así, nos dice Cailin Moran en su libro, las mujeres vivimos en el mejor momento de la Historia mundial para ser mujer. Tenemos derecho al voto, podemos tomar una píldora que nos evite embarazos no deseados. Esto no lo podían hacer mujeres que nos han precedido. Nuestras abuelas, por ejemplo, no tenían acceso a la píldora. De ahí que tuvieran que parir familias numerosas con lo que suponía de sacrificio para ellas. Nuestras abuelas también habían avanzado mucho aunque no lo creamos. Por ejemplo, ya no podían ser acusadas de brujas. En el año 1727 se terminó el drama de ir a la hoguera por bruja. Todo un avance. 

Así fuimos avanzando las féminas: poco a poco. Hemos ido avanzando y retrocediendo. Las señoras del siglo XVIII aún podían ser condenadas a la hoguera por brujas pero no tenían que ponerse botox en las arrugas. La arruga no estaba mal vista porque la vez era aceptada. 

Yo no estoy muy de acuerdo con estas opiniones de la autora. No considero que la lucha de una mujer por permanecer joven se pueda comparar a los dramas pasados. Todos queremos ser jóvenes. También los hombres. La depilación, por ejemplo, se está abriendo camino también en los cuerpos masculinos. No hay nada más bonito que un hombre depilado. Los hombres osos nunca me gustaron. 

Os recomiendo Como ser mujer de Caitlin Moran pese a que no comparto algunas de sus opiniones. Yo digo sí a la depilación y digo sí a la belleza entendida como la entendemos en el siglo XX. No sería más libre yendo zarrapastrosa. El feminismo que recoge Como ser mujer de Caitlin Moran es el feminismo de una señora un poco amargada.

-------------------------------

LIBROS